Crédito Revolving. Todo lo que necesitas saber

En este artículo te contaremos todo lo necesitas saber sobre el crédito revolving.

¿Qué es un crédito revolving?

El crédito revolving se puede definir como una línea de crédito concedida por una entidad financiera a un cliente. Esta línea de crédito tiene un límite establecido del que puede disponer durante un tiempo determinado.

Cuando el cliente tenga necesidad de disponer y así lo haga, se rebajará el límite máximo concedido en la cantidad utilizada, e igualmente realizará ingresos hasta llegar a restablecer el importe utilizado- Por eso se dice que esta modalidad de crédito tiene carácter rotativo.

El consumidor que utiliza este tipo de créditos es el que establece la cuota que desea pagar todos los meses, cantidad compuesta por parte del importe utilizado más los intereses generados por el importe dispuesto pero, ojo, que como explicaremos más adelante, la modalidad de pago y el importe mensual que decidas pagar tienen especial importancia.

Ventajas e inconvenientes del crédito revolving

Ventajas

  1. Permiten al cliente disponer del dinero en cualquier momento hasta alcanzar el límite establecido.
  2. Fácil acceso. Las entidades financieras suelen concederlas con menos trabas que otros productos
  3. El cliente elige la cantidad mensual que desea pagar. No obstante, las entidades financieras suelen establecer un mínimo mensual de entre un 3% y un 5% de la cantidad dispuesta.

Inconvenientes

  1. Las entidades financieras suelen imponer un tipo de interés muy elevado
  2. El pago de la deuda se puede alargar en el tiempo más de lo deseado

Tarjeta de crédito revolving en modalidad cuota fija mensual

Estas tarjetas permiten al consumidor aplazar el pago de sus compras, y además les permite reembolsar ese crédito con una cuota fija mensual que se adecúe a su situación económica, y aquí está uno de los mayores riesgos. Debes tener en cuenta que si contratas una cuota mensual baja, puede que ni tan siquiera cubra los intereses, que se suman y financian con el resto de operaciones. Esto provoca un efecto de “bola de nieve” y la deuda, a pesar de haber estado abonando las cuotas religiosamente, sigue aumentando, corriendo el riesgo de convertirnos en un deudor cautivo de una deuda indefinida que nunca se termina de pagar. Por eso es muy importante calcular correctamente las cuotas mensuales que vamos abonar y así evitar que la deuda crezca de tal manera que no la podamos satisfacer mediante esta forma de pago.