Pros y contras de la Ley de Segunda Oportunidad

Para saber si te compensa acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, lo mejor es que sopeses sus ventajas y desventajas. Por ello, en este artículo te explicamos con todo lujo de detalles los pros y contras de la Ley de Segunda Oportunidad. ¡Sigue leyendo!

Ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad

Para empezar, te contamos algunas de las ventajas más importantes de la Ley de Segunda Oportunidad.

Cancelación de deudas

La Ley de Segunda Oportunidad permite la cancelación de ciertas deudas una vez cumplidos los requisitos establecidos en la ley, lo que se conoce como exoneración del pasivo insatisfecho. Para poder acceder a este beneficio, el deudor debe haber cumplido con una serie de requisitos entre los que están:

  • No haber obtenido la exoneración del pasivo insatisfecho en los últimos diez años.
  • Haber actuado de buena fe en el procedimiento y con anterioridad a la solicitud.

Una vez que se cumplen estos y otros requisitos y se sigue el procedimiento establecido por la ley, el juzgado puede conceder la exoneración del pasivo insatisfecho, liberando al deudor de la obligación de pagar las deudas que no haya podido satisfacer durante el procedimiento.

Protección de la vivienda habitual

Otra de las ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad es que ofrece protección especial para la vivienda habitual del deudor. Esta protección tiene como objetivo principal evitar la ejecución hipotecaria y la pérdida del hogar del deudor debido a sus dificultades financieras.

Además, la Ley de Segunda Oportunidad establece que, en caso de que se llegue a una liquidación de los bienes del deudor, la vivienda habitual tiene un tratamiento preferente y se protege en mayor medida que otros activos del deudor, pudiendo mantenerla dependiendo del valor de la misma.

Suspensión de embargos

Es posible suspender un embargo mediante la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad en España. Esta ley establece que, una vez iniciado el procedimiento conforme a esta ley, se producirá automáticamente la suspensión de los procedimientos de ejecución y embargo que afecten al deudor.

Esta suspensión de los embargos se aplica tanto a los procedimientos de ejecución judicial como a los procedimientos de ejecución extrajudicial, dando así al deudor un alivio temporal de las medidas de ejecución que pudieran estar en curso en su contra.

Además, la suspensión de los embargos permite al deudor disponer de un período de tiempo para negociar con sus acreedores, buscar acuerdos extrajudiciales de pago o solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho.

Segunda oportunidad para emprendedores

Uno de los pros de la Ley de Segunda Oportunidad es que tiene un impacto importante en los emprendedores, ya que les ofrece la posibilidad de liquidar sus deudas empresariales y empezar de nuevo financieramente hablando. Estas son algunas de las ventajas de esta ley para los emprendedores:

  • Alivio de deudas empresariales: permite que los empresarios insolventes puedan liquidar las deudas derivadas de su actividad empresarial una vez cumplidos los requisitos.
  • Reinicio de actividades empresariales: ofrece a los emprendedores la posibilidad de reiniciar sus actividades empresariales después de haber liquidado sus deudas. Esto les permite volver a emprender sin el peso de las deudas pasadas y con la oportunidad de aprender de los errores cometidos en el pasado.
  • Estímulo a la actividad emprendedora: puede fomentar la actividad emprendedora al reducir el miedo al fracaso financiero. Los emprendedores pueden sentirse más seguros para asumir riesgos y explorar nuevas oportunidades empresariales sabiendo que cuentan con un mecanismo legal para liquidar sus deudas en caso de dificultades financieras.
  • Protección de bienes personales: como la vivienda habitual, durante el proceso de liquidación de deudas empresariales. Así los emprendedores pueden evitar la pérdida de su hogar y otros activos personales mientras resuelven sus problemas financieros relacionados con su actividad empresarial.

Desventajas de la Ley de Segunda Oportunidad

Aunque no lo parezca, la Ley de Segunda Oportunidad también tiene desventajas. A continuación, te revelamos algunas de las más relevantes.

Complejidad del proceso

El proceso de la Ley de Segunda Oportunidad es relativamente complejo debido a varios factores:

  • Requisitos y procedimientos: establece una serie de requisitos y procedimientos que deben seguirse para acogerse a sus beneficios, como la presentación de una solicitud ante el juzgado competente o la solicitud de la exoneración del pasivo insatisfecho. Además, para cumplir estos requisitos y procedimientos puede ser necesaria la ayuda de un abogado especializado en la materia.
  • Evaluación de la situación financiera: el deudor debe evaluar su situación financiera para determinar si cumple con los requisitos para acogerse a la ley. Para ello es necesaria la recopilación de información detallada sobre sus ingresos, gastos, deudas y activos, así como la evaluación de las diferentes opciones para resolver su situación financiera.
  • Negociación con acreedores: durante este proceso el deudor puede negciar con sus acreedores para alcanzar acuerdos extrajudiciales de pagos o establecer planes de reestructuración de deudas, que pueden ser complejas y requerir habilidades de negociación y conocimientos legales.
  • Trámites judiciales: El proceso de la Ley de Segunda Oportunidad implica trámites judiciales que deben llevarse a cabo ante el juzgado competente. Esto puede implicar la presentación de documentos legales, la comparecencia ante el juez y la participación en audiencias judiciales, entre otros procedimientos.

Si necesitas unos abogados expertos en ley de segunda oportunidad contáctanos

Artículos relaccionados