Cómo presentar concurso de acreedores

Las personas pueden, por diversas circunstancias personales y económicas, encontrarse en un estado de insolvencia, esto es, no poder hacer frente a los pagos.

Es en este momento, en el que la normativa española y comunitaria permite acogerse a la persona que pasa por dificultades a la Ley de Segunda Oportunidad.

En esta ocasión os Explicamos cómo presentar un concurso de acreedores, es decir, cómo empezar el procedimiento de segunda oportunidad.

¿Qué es un Concurso de acreedores?

Como bien os apuntábamos, un concurso de acreedores, en términos generales, es un procedimiento recogido en el denominado Texto Refundido de la Ley Concursal que permite encontrar una salida a los problemas económicos.

Hoy en día está muy en boga la denominada Ley de Segunda Oportunidad, que no es otra cosa que un concurso de acreedores de persona física (no Autónomo o empresa).

¿Cómo acogerse a la Ley de Segunda Opotunidad? Es sencillo: hay que recopilar una serie de documentación y cumplir con ciertos requisitos.

Documentación para la Ley de Segunda Oportunidad

Antes de nada, debemos advertir que es realmente aconsejable haber sacado el certificado digital para poder hacer la mayor parte de los trámites de manera online.

Documentación personal

En primer lugar, debemos aportar al procedimiento nuestro documento de identidad y el libro de familia, si lo tuviéramos.

De esta manera acreditaremos nuestra identidad y nuestra situación familiar.

Asimismo, sacaremos un certificado de empadronamiento en el que figurará el domicilio en el que residimos.

Además, en orden a cumplir con lo que la legislación española impone, deberemos solicitar, en el momento debido, el certificado de antecedentes penales para comprobar que no se han cometido delitos contra el patrimonio, orden socioeconómico, etc.

Documentación financiera

Por la parte económica, el deudor que se quiera acoger a la Ley de Segunda Oportunidad deberá aportar toda la documentación contable que tenga a su alcance para acreditar su situación.

En este caso, debemos aportar las últimas declaraciones de la Renta, así como otros documentos bancarios que prueben que nos encontramos en una difícil situación.

Listado de acreedores

Es importante, también, detallar las personas, terceros, proveedores, entidades financieras, etc. a los que les debemos dinero.

Lo más lógico y recomendable es que debamos consultar los principales ficheros de morosidad y centrales de riesgos para localizar algunos acreedores de los que no tuviéramos constancia.

Documentación patrimonial

Finalmente, y como el objetivo es probar y acreditar nuestra situación económica, deberemos aportar la documentación relativa a nuestras propiedades. Ya sean viviendas, fincas, vehículos, participaciones en sociedades, etc.

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Una vez hayamos recopilado toda la documentación, y hayamos comprobado que el escenario es el ideal para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, deberemos estudiar si nuestra situación personal cumple con los requisitos para que todo salga bien.

De manera somera, y para no complicar el artículo, os detallamos los casos en los que no se podría acoger el deudor, que ya hemos analizado en este artículo:

Ha sido condenado mediante sentencia firme y con una pena privativa de libertad igual o superior a 3 años, sobre delitos contra el patrimonio, orden socioeconómico, falsedad documental, contra los derechos de los trabajadores o contra la Hacienda Pública y Seguridad Social.

Ha sido sancionado administrativamente por infracciones muy graves en materia tributaria, de Seguridad Social o en el orden social (empresarios), o si tiene derivación de responsabilidad. Sobre las infracciones graves, tampoco obtendría la exoneración si la cuantía de dicha infracción es superior a 5.000 euros.

Ha sido declarado persona afectada en la sentencia de calificación del concurso de un tercero calificado como culpable.

En segundo lugar, hay conductas del concursado que también afectan a la exoneración:

Si el concurso ha sido calificado como culpable, por ejemplo, por conductas que han perjudicado a su patrimonio con el que pudo haber pagado los créditos a sus acreedores.

Incumplir los deberes de colaboración e información con el Juez y con la administración concursal, si lo hubiera este último.

Proporcionar información falsa o engañosa de su situación patrimonial, que a su vez también puede ser la causa por la que se califica el concurso como culpable.

Como presentar un concurso de acreedores. Procedimiento judicial.

Cuando hayamos recopilado la documentación anterior y hayamos comprobado que nuestra situación personal se ajusta para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, es hora de presentar el concurso de acreedores.

Solicitaremos al Juzgado que se declare en concurso al deudor y, dependiendo de las circunstancias, el proceso durará más o menos.

Todo dependerá de si tenemos que liquidar los bienes, o no. Esto es si, por ejemplo, el deudor tiene que deshacerse de sus fincas, vehículos o propiedades durante el proceso concursal.

Dentro del procedimiento judicial, cabe la posibilidad de que se nombre un administrador concursal, es decir, una tercera persona que intervendrá las cuentas y controlará los ingresos y los gastos del deudor.

En este caso, todo gasto deberá ser autorizado por este administrador concursal y el deudor verá muy limitadas sus capacidades de actuación.

Conclusión

Con todo lo anterior, como hemos visto, el concurso de acreedores puede ser muy beneficioso para las personas que se encuentran en una situación de quiebra o impago.

Para acogerse a la Ley de Segunda oportunidad deberemos recopilar cierta documentación, acreditar nuestra situación personal y solicitar al juzgado que abra el proceso concursal.

Ir siempre acompañado de un profesional que tenga experiencia en esta materia ahorrará muchos problemas y permitirá que el proceso se agilice.

Si necesitas la ayuda de unos abogados en Oviedo expertos en ficheros de morosidad o reclamación de comisiones bancarias ponte en contacto con nosotros.

Artículos relaccionados

Cuéntanos tu caso

Ponte en contacto con nosotros a través del teléfono o rellenando el siguiente formulario y nos pondremos en contacto para resolver tus dudas.