¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad con Hacienda?

Seguro que alguna vez te has preguntado si es posible exonerar tus deudas con Hacienda. La respuesta es afirmativa gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, así que en este artículo te vamos a contar los requisitos para cancelar tus deudas con Hacienda con este procedimiento y cuáles son los pasos a seguir.

Además, también te contamos qué deudas con Hacienda no pueden ser exoneradas, qué modalidades de exoneración establece la ley y las consecuencias y beneficios de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad ante Hacienda. Sigue leyendo con mucha atención, porque en este artículo te contamos todos los detalles. ¡Vamos allá!

Requisitos para cancelar las deudas con Hacienda con la Ley de Segunda Oportunidad

En primer lugar, antes de explicar cuál es el procedimiento a seguir, es importante tener claro cuáles son los requisitos para cancelar las deudas con Hacienda con la Ley de Segunda Oportunidad para saber si es posible en tu caso:

  • Insolvencia demostrada: se debe demostrar su situación de insolvencia actual o inminente, lo que significa que no puede hacer frente a sus deudas tributarias de manera regular.
  • Buena fe: se debe actuar de buena fe durante todo el proceso, lo que implica colaborar activamente con Hacienda y proporcionar información veraz y completa sobre su situación financiera.
  • No haber sido condenado por delitos económicos: las personas que hayan sido condenadas por delitos económicos, como fraude fiscal, no pueden acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad para cancelar sus deudas con Hacienda.

¿Cuál es el procedimiento para cancelar las deudas con Hacienda con la Ley de Segunda Oportunidad?

A continuación, te explicamos el procedimiento a seguir para liquidar las deudas con Hacienda a través de la Ley de Segunda Oportunidad. Estos son los cinco pasos fundamentales que hay que seguir:

  • Evaluación de la situación financiera: debe realizar una evaluación detallada de su situación financiera para determinar si cumple con la insolvencia requerida y analizar la viabilidad de llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos con Hacienda.
  • Presentación de la solicitud de concurso de acreedores: si no se logra alcanzar un acuerdo extrajudicial con Hacienda, la persona puede presentar una solicitud de concurso de acreedores ante el juzgado competente. En esta solicitud, se incluirá toda la documentación necesaria que respalde la insolvencia de la persona y la imposibilidad de hacer frente a las deudas tributarias.
  • Inicio del procedimiento judicial: al presentar la solicitud de concurso de acreedores, se iniciará un procedimiento judicial en el que se evaluará la situación financiera del deudor y se determinará si cumple con los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.
  • Resolución judicial: finalmente, el juez dicta una resolución en la que se determinará si procede la cancelación de las deudas tributarias del deudor conforme a la Ley de Segunda Oportunidad. En caso afirmativo, el deudor obtiene una segunda oportunidad para reemprender su actividad económica sin la carga de deudas tributarias impagables.

¿Qué deudas con Hacienda no se pueden cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad?

Es importante destacar que no todas las deudas con Hacienda pueden ser exoneradas a través de la Ley de Segunda Oportunidad. Estas son algunas de las que no son aceptadas:

  • Deudas derivadas de delitos fiscales: como el fraude fiscal o la evasión de impuestos, no pueden ser canceladas mediante la Ley de Segunda Oportunidad. Por tanto, estas deudas están sujetas a las disposiciones penales y no pueden ser exoneradas en un procedimiento concursal.
  • Deudas derivadas de sanciones tributarias: las sanciones impuestas por Hacienda debido al incumplimiento de obligaciones tributarias tampoco pueden ser canceladas mediante la Ley de Segunda Oportunidad. Estas deudas se consideran deudas públicas y no pueden ser objeto de exoneración en un proceso concursal.
  • Deudas por impuestos retenidos o percibidos: por el deudor en calidad de responsable del pago tampoco pueden ser canceladas mediante la Ley de Segunda Oportunidad, ya que estas deudas se consideran deudas de terceros y no pueden ser exoneradas en un procedimiento concursal.

¿Qué modalidades establece la ley para la exoneración de las deudas?

La Ley de Segunda Oportunidad en España establece modalidades específicas para la exoneración de las deudas con Hacienda, dependiendo de si se realiza con o sin liquidación de la masa activa.

Sin liquidación de la masa activa:

Estas son las acciones que el deudor puede llevar a cabo para cancelar sus deudas con Hacienda sin liquidación de la masa activa:

  • Acuerdo extrajudicial: el deudor puede intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con Hacienda para establecer un plan de pagos viable que permita saldar las deudas tributarias. Si se alcanza un acuerdo, este puede incluir aplazamientos o fraccionamientos de la deuda.
  • Exoneración de deudas no satisfechas: si el deudor cumple con los requisitos establecidos por la ley, podrá solicitar al juez la exoneración de las deudas tributarias que no hayan podido ser satisfechas. Esta exoneración permite al deudor liberarse de la carga de las deudas con Hacienda.

Con liquidación de la masa activa:

En el caso de que el deudor quiera liquidar la masa activa, estas son las acciones que puede llevar a cabo:

  • Liquidación de bienes y activos: en algunos casos, el procedimiento concursal puede implicar la liquidación de los bienes y activos del deudor para satisfacer las deudas pendientes con Hacienda. Este proceso puede llevarse a cabo bajo la supervisión del administrador concursal designado por el juez.
  • Exoneración de deudas restantes: una vez realizada la liquidación de la masa activa, el deudor puede solicitar al juez la exoneración de las deudas tributarias que no hayan podido ser cubiertas con la liquidación de bienes y activos. Si se cumplen los requisitos establecidos, el deudor podrá obtener la cancelación de estas deudas y una segunda oportunidad para reemprender su actividad económica.

Consecuencias de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad con Hacienda

Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad con Hacienda puede tener varias consecuencias importantes para el deudor. Estas son las más importantes a tener en cuenta:

  • Exoneración de deudas: que no puedan ser satisfechas mediante un acuerdo extrajudicial de pagos o la liquidación de la masa activa en un proceso concursal. Esto significa que el deudor podrá liberarse de la carga de las deudas con Hacienda y volver a empezar sin la presión de las deudas.
  • Prohibición de contraer nuevas deudas: durante el proceso de exoneración de deudas, el deudor estará sujeto a ciertas restricciones, como la prohibición de contraer nuevas deudas sin autorización del juez. Así se evita que el deudor vuelva a incurrir en una situación de sobreendeudamiento mientras se encuentra en proceso de reestructuración financiera.
  • Supervisión por parte del administrador concursal: en caso de que se lleve a cabo una liquidación de la masa activa en un proceso concursal, el deudor estará sujeto a la supervisión y control del administrador concursal designado por el juez. Este administrador será responsable de gestionar la liquidación de los bienes y activos del deudor para satisfacer las deudas pendientes con Hacienda.
  • Registro en ficheros de morosos: la exoneración de las deudas con Hacienda no elimina automáticamente la información negativa del deudor en ficheros de morosos como ASNEF o RAI. Sin embargo, una vez que las deudas han sido canceladas, el deudor puede solicitar la eliminación de su nombre de estos registros.

Beneficios de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad ante Hacienda

Para terminar, estos son los principales beneficios para un deudor cuando se acoge a la Ley de Segunda Oportunidad para cancelar sus deudas con Hacienda:

  • Exoneración de deudas tributarias que no puedan ser satisfechas.
  • Posibilidad de obtener una segunda oportunidad financiera y reemprender la actividad económica sin la carga de deudas que es capaz de pagar.
  • Restricción de nuevas deudas durante el proceso de reestructuración financiera.
  • Supervisión por parte del administrador concursal en caso de liquidación de la masa activa.
  • Eliminación de la presión financiera y del estrés asociado a las deudas con Hacienda.

En definitiva, esto es todo lo que debes saber acerca de la Ley de Segunda Oportunidad y Hacienda. Eso sí, en el caso de que quieras cancelar tus deudas con Hacienda a través de la Ley de Segunda Oportunidad, nuestra recomendación es que dejes tu caso en manos de un abogado experimentado y especializado en deudas con Hacienda para que te asesore sobre la mejor estrategia y te guíe a través de todo el proceso para conseguir la exoneración de la totalidad de tus deudas.

Si necesitas unos abogados expertos en ley de segunda oportunidad en Oviedo contáctanos

Artículos relaccionados