PRÉSTAMO RESPONSABLE – OBLIGACIONES DE LA BANCA

En las próximas semanas iremos publicando artículos sobre diversos productos bancarios, su definición, su aplicación práctica y si efectivamente el banco actúa de manera responsable o, por el contrario, nos aplica comisiones y gastos que no debería. Es el turno de explicar el préstamo responsable.

Es importante, para empezar, hacer expresa mención a los criterios que el Banco de España tiene publicados en su página web. Nosotros vamos a intentar que entendáis todo aquello relativo a la práctica bancaria más común, pero es necesario ser conocedores que el BDE publica mensualmente boletines informativos, noticias y referencias que son de enorme utilidad.

Veamos brevemente qué significa eso de «préstamo responsable» y cómo lo define el Banco de España en sus informes:

«El marco normativo actual exige que las entidades sean responsables a la hora de conceder préstamos o créditos. Pero esta exigencia, ¿en qué se concreta? 

PUNTOS A TENER EN CUENTA

En primer lugar, en que, cuando ofrezcan estos productos, deben actuar honesta, imparcial y profesionalmente. Es decir, entre otras cosas, valorar  tu situación personal y financiera tanto como tus preferencias y objetivos. Además, las entidades alertarán de toda condición o característica de los contratos que no responda a tus objetivos. Para ello, resulta imprescindible que la información personal que proporciones a tu banco  sea completa y veraz.

Antes de que se dé el visto bueno a la operación, la entidad  debe hacer una evaluación en profundidad de tu solvencia. Su decisión debe fundamentarse, preferentemente, en tu capacidad para hacer frente a los pagos previstos y no exclusivamente en el valor esperado de la garantía que puedas ofrecer.

Asimismo, resulta esencial que, en este proceso, la entidad te informe apropiadamente sobre las características  de los productos que mejor se adecúen a lo solicitado , de forma que puedas hacer la necesaria reflexión y comparación, y adoptar así una decisión fundada, racional y prudente.

Finalmente, conviene aclarar que la obligación de que las entidades sean responsables en la concesión de préstamos o créditos no  tiene un carácter meramente simbólico. Constituye un principio que  los bancos han de tener en cuenta, cada vez más, en  sus políticas comerciales.»

Como veis, las entidades han de cumplir con una serie de pautas a la hora de conceder los productos financieros que, tal y como seguro que se os ha venido a la cabeza según leíais el artículo, no siempre hacen.

Si crees que no se han cumplido alguno de los puntos que aquí hemos reflejado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estudiaremos tu caso sin compromiso para comprobar la viabilidad o no del mismo y recuperar lo que es tuyo.

Nos vemos pronto!