¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad con las personas físicas?

La Ley de Segunda Oportunidad es un procedimiento al que se pueden acoger las personas físicas que se declaren insolventes con el fin de que se les cancelen las deudas pendientes con sus acreedores por la imposibilidad de pagarlas.

Por ello, en este artículo te vamos a contar cuáles son los requisitos que las personas físicas deben cumplir para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, cuáles son las diferentes opciones que tiene, las ventajas de esta ley para las personas físicas y los tipos de exoneración del pasivo insatisfecho para las personas físicas. Si te interesa, ¡sigue leyendo para descubrir todos los detalles!

Requisitos para las personas físicas para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Para que una persona física pueda acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, debe cumplir con una serie de requisitos establecidos en la ley. A continuación, te explicamos los requisitos más importantes a tener en cuenta:

  • Ser persona física: esta ley se aplica exclusivamente a personas físicas, lo que significa que no puede ser utilizada por empresas u otras entidades jurídicas.
  • Ser deudor de buena fe: lo que implica actuar de manera honesta y diligente en sus relaciones financieras y durante el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad.
  • Situación de insolvencia: el deudor debe encontrarse en situación de insolvencia actual o previsible, entendiendo la insolvencia como la imposibilidad de cumplir regularmente con las obligaciones de pago. Por tanto, es importante que el deudor pueda demostrar su situación de insolvencia mediante documentación financiera adecuada.
  • No haber sido condenado por delitos económicos: en los últimos diez años, como alzamiento de bienes, administración desleal y fraude, entre otros.
  • Deudas no profesionales: la Ley de Segunda Oportunidad se aplica principalmente a deudas no profesionales, es decir, aquellas que no hayan sido contraídas en el ejercicio de una actividad empresarial o profesional. Sin embargo, también existen disposiciones para casos de autónomos y empresarios que se acogerán a un procedimiento especial.
  • Cumplimiento de obligaciones del proceso: el deudor debe cumplir con todas las obligaciones establecidas en la Ley de Segunda Oportunidad, como proporcionar la documentación requerida, comparecer ante el juez cuando sea necesario y cumplir con las disposiciones del plan de pagos o acuerdo extrajudicial de pagos.

¿Qué opciones tiene una persona física para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

En España, una persona física que se enfrenta a dificultades financieras puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad a través de diferentes opciones que ofrece el marco legal. A continuación, te contamos las principales opciones que debes tener en cuenta.

Concurso de acreedores

Si no se logra alcanzar un acuerdo extrajudicial de refinanciación, el deudor puede iniciar un procedimiento de concurso de acreedores, en el que intervendrá un juez y, dependiendo de las circunstancias, un administrador concursal.

Exoneración del pasivo insatisfecho (EPI)

El EPI o exoneración del pasivo insatisfecho es la fase final del proceso de la Ley de Segunda Oportunidad donde el deudor puede solicitar la cancelación total o parcial de las deudas que no ha podido pagar. Para obtener el EPI, el deudor debe cumplir con ciertos requisitos establecidos en la ley, como los que hemos explicado en el apartado anterior.

Ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad para personas físicas

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece algunas ventajas importantes para las personas físicas que se encuentran en situación de insolvencia y buscan una solución a sus problemas financieros. Estas son las principales ventajas que te pueden interesar:

  • Cancelación de deudas: cancelación total o parcial de las deudas que el deudor no puede pagar, lo que proporciona un alivio financiero significativo y una verdadera segunda oportunidad para comenzar de nuevo.
  • Protección frente a acciones de cobro: durante el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad, el deudor está protegido legalmente contra las acciones de cobro de los acreedores, como embargos, ejecuciones hipotecarias y demandas judiciales. De esta manera, el deudor tiene un período de tranquilidad mientras se busca una solución a sus problemas financieros.
  • Reestructuración de la deuda: mediante acuerdos extrajudiciales de pagos, mediación concursal o concurso consecutivo. Esto permite al deudor negociar con sus acreedores y encontrar soluciones que se ajusten a su situación financiera.
  • Segunda oportunidad financiera: da a las personas físicas la oportunidad de empezar de nuevo y reconstruir su situación financiera sin la carga de las deudas pasadas, como volver a obtener crédito, abrir un negocio o realizar inversiones una vez que se ha obtenido la exoneración del pasivo insatisfecho.
  • Protección de la vivienda habitual: la Ley de Segunda Oportunidad establece medidas para proteger la vivienda habitual del deudor durante el proceso, lo que permite que, en ocasiones, el deudor pueda mantener su hogar tras el procedimiento.

Tipos de exoneración del pasivo insatisfecho

En la Ley de Segunda Oportunidad, la exoneración del pasivo insatisfecho, también conocido por las siglas EPI, es la medida que permite a los deudores liberarse total o parcialmente de las deudas que no pueden pagar.

Este beneficio puede obtenerse a través de dos tipos de exoneración del pasivo insatisfecho: mediante un plan de pagos o mediante la liquidación de todos los bienes. En los próximos párrafos te explicamos en qué consisten ambos tipos de exoneración para las personas físicas y el procedimiento que hay que seguir en cada uno.

Exoneración del pasivo insatisfecho mediante un plan de pagos

En este caso, el deudor propone un plan de pagos ante el juez, en el que se detallan las condiciones y plazos para la satisfacción de las deudas pendientes. Este plan de pagos debe ser realista y viable, teniendo en cuenta los ingresos y activos del deudor, así como sus necesidades básicas y obligaciones financieras.

Además, el plan de pagos puede incluir quitas, esperas y otras medidas que faciliten el pago de la deuda del deudor al acreedor. Por supuesto, una vez aprobado por el juez, el deudor debe cumplir con las condiciones establecidas en el plan de pagos durante un período de tiempo determinado.

Si el deudor cumple con todas las obligaciones del plan de pagos, al final del período establecido se le concederá la exoneración del pasivo insatisfecho, liberándolo de las deudas restantes incluidas en el plan.

Exoneración del pasivo insatisfecho mediante la liquidación de todos los bienes:

En este caso, el deudor se compromete a liquidar todos sus bienes y activos, con el objetivo de obtener fondos para pagar a sus acreedores en la medida de lo posible. Una vez liquidados los bienes, los fondos obtenidos se distribuyen entre los acreedores siguiendo un orden de prelación establecido por la ley.

Después de la liquidación de todos los bienes y la distribución de los fondos entre los acreedores, si aún quedan deudas pendientes, el deudor puede solicitar al juez la exoneración del pasivo insatisfecho. En el caso de que el juez considera que se cumplen los requisitos para la exoneración, concederá al deudor la cancelación total o parcial de las deudas restantes.

En otras palabras, la Ley de Segunda Oportunidad en España ofrece la posibilidad de obtener la exoneración del pasivo insatisfecho de las personas físicas a través de dos tipos de procedimientos: mediante un plan de pagos o mediante la liquidación de todos los bienes. Cada opción tiene sus propias condiciones y requisitos, por lo que es importante que el deudor busque asesoramiento legal especializado para determinar la mejor opción en función de su situación financiera y circunstancias personales.

Finalmente, esperamos que gracias a la lectura de este artículo hayas entendido en qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad para personas físicas y cuál es el proceso que un deudor debe seguir para conseguir la exoneración del pasivo insatisfecho. Por último, recuerda la importancia de rodearse de buenos profesionales especializados en deudas para llegar a la mejor solución posible.

Si necesitas unos abogados expertos en ley de segunda oportunidad en Oviedo contáctanos

Artículos relaccionados